We can be Heroes, just for one day

We can be Heroes, just for one day

Días atrás fui a ver la ultima película de Tim Burton “Miss Peregrine y los niños peculiares”, me entusiasmé mucho al verla, me entusiasman los personajes fantásticos. Personas con súper poderes y con una marcada vocación de héroes por brindarse, por intentar hacer un mundo mejor. Este tipo de personajes me gusta tanto que en algún momento cuando veo estas películas me frustra recordar que no son ciertos, que no existen ni van a existir.
Con esa contradicción me fui del cine y días después a trabajar para descubrir que estaba equivocado.
Se acercó al hospital la gente de Música para el alma y desde el comienzo me demostraron cuán grande era mi error. Se presentaron diciendo que llevan música en vivo a lugares donde hace falta porque la música en vivo “tiene otra magia”. Sí, otra magia dijo el chelista que los guiaba y así arrancamos. Ahí nomas largaron su arte y comenzaron a suceder cosas mágicas, hicieron vibrar sus cuerdas y soplar sus instrumentos y se empezó a transmutar el lugar. Cabe aclarar de qué lugar hablo; de un gimnasio de rehabilitación que fue construido originalmente como teatro para niños y adolescentes, techos altos, dibujos en las paredes heredados de otra época, colchonetas, paralelas y aparejos varios propios del uso actual. Gracias a estos artistas las paredes tomaron movimiento y todo parecía por momentos más chico por momento más grande. Pero no sólo se transmutó el espacio, las personas que estábamos ahí nos vimos hipnotizados, aunados en el disfrute y la emoción. Entonces se largaron sus cantantes primero una mujer que abrió la boca y dejó salir un aire enorme, inmerso sometido a una vibración hermosa que pareció arrasar todo, después una actriz cantante o una cantante actriz, no se bien, que trajo hasta nosotros una malvada madre que le exige a su hija que asesine por ella. Ahí delante nuestro, todo ahí. Trajo y se llevó a ese personaje en su cuerpo lo mostró lo hizo crecer cantando hasta ocupar todo el espacio y lo volvió a guardar como si nunca hubiera venido. Magia, más magia. Siguieron desparramando magia vi gente salirse de su cuerpo cantando, gente que tiene muy difícil el caminar pudo volar y volar muy muy alto. Cerraron con agradecimientos y ofrecimientos varios y se fueron como vinieron como personajes corrientes, porque el superhéroe también es una persona corriente.
Magia, súper poderes la búsqueda de un mundo mejor el interés por el de al lado ahí mismo fuera de la pantalla, ya no puedo no creer.
El amor, el arte y el mirar un poco más lejos que nuestra nariz nos puede transformar en héroes, tan chico, tan grande, tan lejos, tan cerca.

Cierro con Pearl Jam que creo que canta sobre esto así:
And he still gives his love, he just gives it away
The love he receives is the love that is saved
And sometimes is seen a strange spot in the sky
A human being that was given to fly

Martín Steinmann, del servicio de Psicología del I.R.E.P
Noviembre de 2016.