Un milagro para Lorenzo, agosto de 2014

Una de las tantas historias que conocimos en el proyecto “Música para el alma”.

Valeria es la mamá de Lorenzo, un niño con epilepsia. Ella nos contó sobre los efectos terapéuticos del llamado efecto Mozart, que ayuda a reducir los ataques en la gente con esa enfermedad. En especial, la sonata K448 de Mozart es la más indicada.

Unos meses después nos enteramos que Martha Argerich y Daniel Baremboin tocarían esa misma sonata en el Teatro Colón. Estos artistas accedieron a que Lorenzo y su mamá presencien el ensayo general de este mediodía en el Teatro Colón. El manager de Martha Argerich, Alan, al recibir el mail con nuestro pedido comentó: “Qué casualidad, hoy le comentaba a Martha sobre los efectos terapéuticos de esta sonata para dos pianos en pacientes con epilepsia, algo que ella desconocía. Luego me encuentro con el mail de ustedes proponiendo la participacion de Lorenzo en el ensayo.”

Una conexión hermosa que se pudo concretar. Una más y muy especial.

Recibimos días después un agradecimiento de Valeria:

Muchas gracias a Música para el Alma que pudieron conseguir a esos gigantes para que mi Lorenzo pudiera escuchar su sonata.
Toda la experiencia fue hermosa, desde que llegamos nos recibieron muy bien. Nos acompañaron amorosamente por los laberintos del teatro, nos abrieron un palco para estar cómodos.

Apenas empezó el ensayo comenzaron con la K448 y Lorenzo la reconoció y se puso a mover su piernita derecha como loco, que es lo que hace siempre que está contento y entusiasmado.

De más está decir que la interpretación fue un lujo. Los tres acompañantes de Lorenzo quedamos embelezados.

Muchas gracias a aquellos en el Colón que movieron los hilos de la organización.

Y por supuesto muchas gracias a los maestros Baremboim y Argerich por su enorme generosidad.Valeria Hadad, mamá de Lorenzo