Concierto sinfónico-coral, Hospital Municipal de Oncología “Marie Curie”, CABA, marzo 2015

2015-03-curie-destacada

Excelente video de transeuntes.net Ver en www.transeuntes.net | Video de la presentación en las salas de internación
El contacto diario con las cosas, materiales o inmateriales, muchas veces nos hace perder la dimensión de su valor absoluto. Ayer vivimos una mañana muy especial yendo a hacer música con la maravillosa gente que se nuclea en ese movimiento solidario, gratuito e independiente llamado Música Para el Alma. Ese pequeño gran milagro creado por Jorge Andrés Bergero (foto), el laburante incansable, un músico que hace honor al arte y a la vocación humana que lo impulsa. Como dijo una asistente al concierto en el Hospital Oncológico “Marie Curie”, ese lugar del dolor se transformó por un rato en el lugar de la alegría, el lugar donde cantamos, reímos y lloramos, donde se hizo reír y llorar a los presentes y donde esa orquesta de médicos, enfermeros y personal hospitalario que diariamente circula por esos pasillos dejó por un rato el paso a otra orquesta, al coro y a los solistas. Era muy hermoso ver cómo a medida que la música empezaba a flotar iba sumándose cada vez más público. Luego, el desfile por los pabellones, llevando la música a aquellos que no podían acercarse al hall del primer piso. Esta foto que comparto, genial obra de Agustín Benencia, capta toda la belleza de uno de esos momentos.
Gracias, Música Para el Alma, gracias Jorge y gracias María Eugenia, que nos sonreís desde arriba.Margarita Pollini, cantante de MPA y periodista de música del Diario Ámbito Financiero
Estimados, Trabajo en el Hospital de Oncología María Curie y en el día de hoy viví una experiencia maravillosa.
Fue emocionante. Un hospital que convive con el dolor, se inundó de belleza y emoción.
Los felicito de corazón y agradezco la generosidad de compartir este momento con nuestros paciente y nosotros.
¡Cuánto trabajo! !Qué organización!
Un placer.
¡Gracias!Silvia Raquel Miguez

Sobre el abrazo de Duilio, tenor de música para el Alma, y Anita, paciente del Hospital. En la última fila de fotos.

Uno de los momentos más conmovedores de los tantos del día de ayer. Duilio y su inmenso corazón en un apretado abrazo. Anita fue muy feliz, decía que nadie le iba a creer lo que había sucedido y que jamás olvidaría. Que lo guardaría en su corazón. Gracias Agustín por capturar ese mágico instante.Marcela Corral, integrante de Música para el Alma