Concierto sinfónico-coral, Hospital de Clínicas “José de San Martín”, CABA, octubre 2014

2014-10-clinicas-caba-destacada

Comentarios sobre la presencia de MPA en el Clínicas de la ciudad de Buenos Aires, que llegaron a nuestro Facebook y nuestra página web.

Ayer, cuando estaba terminando mi recorrido por el Clínicas. Me encontré con este hermoso regalo en el Hall Central. Al principio estábamos todos curiosos y casi instantáneamente formábamos todos parte de esa fiesta de alegría en donde nada importaba más que pasar un hermoso momento. Fue muy notable como se percibía el disfrute y la felicidad, no sólo del público sino de los mismos músicos! ¡Felicidad enormemente contagiosa! A mi lado, y sin darme cuenta tenía una señora que se abanicaba y le daba agua a su hijita. Para mi sorpresa formaba parte del coro. Lo más notable es que mientras cantaba, con una voz tan dulce que te arranca una sonrisa, sin que te des cuenta… Mientras cantaba… Abanicaba a un viejito con un maletín que estaba parado a su lado… Otra mujer que tocaba el violín no podía dejar de bailar y reír mientras hacia nacer melodías junto a sus amigos. Al rato empezaron a aparecer voces que parecían de camerata, los mismos músicos se sorprendian… ¡Eran pacientes del hospital que no podían frenar ese impulso de sumarse a semejante regalo! ¡Quiero agradecer haber estado ayer en ese lugar! ¡Agradecer por las lágrimas de emoción que me robaron, pero más agradecer la sonrisa que me dejaron puesta en el rostro por el resto del día! Agradecer, no sólo por la ayuda de los médicos, enfermeros, asensoristas, personal y recepcionistas que todos los días están firme al pie del cañón y que aunque a veces parezcan mala onda SIEMPRE TERMINAN LA CONVERSACIÓN CON UNA SONRISA CÓMPLICE que te deja salir contento, esperanzado y orgulloso de la vida. Sino también a estos músicos que en el medio de su complicado día laboral se hicieron un humilde hueco para enseñarnos a muchos que la vida sólo es vida cuando se disfruta. A todos ellos enormes gracias porque es algo simple, pero muy difícil de hacer y sostener el tiempo. Intentaré no olvidar lo que sentí en ese momento cuando me regalaron esa sonrisa y procurare imitar el ejemplo desde mi lugar. Todo esto sucedió en el Hospital de Clínicas y los músicos forman parte de Música para el alma.Carlos Andrés Pellegrini
Hoy los disfruté en el “Hospital de Clínicas”. Gracias por regalarnos su magia, gracias por dejarnos un ratito disfrutar de la música. Iba caminando por el primer piso y todas las personas con las que me cruce tarareaban “Manuelita”… Permitirnos separarnos del dolor, de la preocupación, del miedo por un momento es un mimo al alma.Gra Trejo
Diario Clarín

Fotos de Agustín Benencia