Hogar de Ancianos “Guillermo Rawson”, CABA, agosto 2013

2013-08-rawson-destacada

Algunos de los músicos participantes en el concierto dejan sus impresiones. Carlos Fernández cuenta:

Mientras tocamos, como es música muy conocida para nosotros, pude levantar la vista y ver las sonrisas de los abuelos, algunos “directores” y otros que escuchaban y lloraban… Es muy conmovedor y emocionante poder ayudar a gente que no la está pasando bien y contribuir a darle un momento de felicidad…
Las demostraciones de afecto y agradecimiento son la mejor retribución.
En síntesis: mucha alegría y emoción por ayudar y ver tan feliz a la gente…
Un abrazo y gracias por permitirme ser parte de una obra tan solidaria y humanitaria. Nos hace mejores personas.
De Sandra Mónica López:
Mi experiencia en el concierto realizado en el Hogar de Ancianos Rawson fue realmente muy buena.
La recepción de los compañeros músicos y cantantes fue como si nos conociéramos desde siempre y actuaramos juntos hace muchísimo tiempo. Además, ver las caritas de los abuelos disfrutando de la música, no tiene precio.
Para mí, una cantante de la provincia de Santa Fe, fue como integrar la selección nacional de la solidaridad; estar junto a tan bellas personas que se juntan para brindar un poquito de su valioso tiempo para alegrar las vidas de tanta gente que lo necesita…
Gracias por haberme dejado integrar tan bello grupo y invito a todos a sumarse a este proyecto. La solidaridad musical es ¡Bellísima!
Estoy muy contenta y orgullosa de formar este proyecto de amor al prójimo.
Rodríguez Zurschmitten
Quizás sea la educación que recibí, pensar en los demás, mirar al costado y no solo hacia adelante, en donde el otro es alguien importante.
El dolor del otro no me pasa desapercibido. Me gustaría tener millones y poder dar comida y casa a todos… pero solo curaría una parte… Quedan excluidos los enfermos… Tocar para dar un momento de alegría o de goce en el alma; tener la oportunidad de poder aliviar al otro con lo que sé hacer, con lo que soy y con lo que día a día intento hacer mejor; con mi oboe, con mi música.
El amor sana. La música sana. Y ambas juntas son una gran potencia. Es un honor para mí poder ser parte de este proyecto.
Gracias Eugenia por dejarnos algo tan lindo.